“Rey de Picas: una novela de suspense”, la magnífica aportación de Joyce Carol Oates al género negro.

En octubre, siguiendo mi propósito de participar en la iniciativa #LeoAutorasOct, elegía leerme el libro de Joyce Carol Oates “Rey de Picas: una novela de suspense”. La anterior lectura fue “La maldición de Hill House”, una de las obras más destacadas de Shirley Jackson. Mi elección la hice sin leer si quiera las sinopsis, totalmente aleatoria, solamente guiado por las buenas críticas que reciben ambas autoras. Y me encontré con dos protagonistas cuya psique se ve perturbada por el embrujo de una casa, por un lado, y por una suerte de Mr. Hyde, por otro. 

En “Rey de Picas”, Andrew J. Rush narra en primera persona su historia como escritor de éxito de novelas policiacas, su relación con su mujer e hijos y su secreto: también escribe libros más violentos y espeluznantes bajo el pseudónimo Rey de Picas. Nadie de su entorno lo sabe, ni siquiera el editor que publica sus obras.

Su aparente tranquilidad será perturbada cuando una excéntrica vecina lo denuncie por plagio. Este hecho desencadenará una serie de imprevisibles acontecimientos que mostrarán la debilidad, el rencor y la inestabilidad del protagonista; a la vez que descubriremos un suceso de su pasado que le llevará al abismo final.

Joyce Carol Oates escribe con precisión, dotando a la narración de pequeños detalles que van evidenciando cómo Rey de Picas casi controla los pensamientos de Andrew. Por ejemplo, su esposa se queja constantemente de que lo oye hablar con alguien pero él niega haber abierto la boca; o cuando de repente se da cuenta que sostiene un copa que no recuerda haber tomado.

Como indica su título, es una novela de suspense que leí con fruición y que, sin duda, es la primera de muchas otras que leeré de esta apasionante autora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *