Mad Men: movimientos de cámara para contarnos el futuro de los personajes.

Mad Men es una serie densa (algunos la confunden con lenta), que requiere la implicación del espectador para descifrar gestos. Como en el buen cine, se narra sin palabras. Conozco a poca gente que la haya visto o siquiera tenga intención de verla. A esas personas les voy a detallar el final de la serie, pero sin escabechar partes importantes de la trama.

En los últimos minutos del capítulo final, “Llamadas telefónicas”, vemos una sucesión de travellings que nos hablan del futuro de los personajes principales. En el caso de la ex mujer del protagonista, Betty, enferma de cáncer terminal, la cámara se desplaza alejándose lentamente del personaje. Es una despedida.

Sin embargo, en el caso de Don Draper vemos que la cámara empieza con un plano general hasta llegar a un primer plano del protagonista. En su rostro aparece una leve sonrisa. Este movimiento hacia delante nos habla de la nueva vida que empieza para él.

Serie completa disponible en HBO España.

De “El Marciano” de Andy Weir a “Los reyes de la arena” de George R. R. Martin.

No sé cuánta gente leerá los prólogos de los libros. Yo los leo. Muchos se usan como un herramienta más de marketing, aprovechando el renombre de quién lo escribe. Pero en estos casos, el contenido no suele aportar nada interesante; solo se centran en alabar al autor de la obra hasta niveles muy subjetivos.

Éste no es el caso del prólogo de “El marciano” de Andy Weir escrito por Miquel Barceló. El prologuista consigue aumentar las ganas por empezar a leer la aventura espacial de Mark Watney y, a su vez, te descubre nuevos autores y lecturas haciendo un reflexión interesante.

Y gracias a Miquel Barceló descubrí las obras de ciencia-ficción de George R. R. Martin. La primera que he conseguido leer es el relato “Los reyes de la arena” (Sandkings) y ¡joder, cómo escribe!

Supongo que un buen post debe servir para lo mismo que un buen prólogo: descubrirle a quien lee algo que aún no conocía y provocar que se pregunte por qué aún no lo ha leído. Así que espero que conforme cierres la pestaña de mi blog abras otra, entres en Google y teclees “George R. R. Martin Los reyes de la arena”.

Y apuntad dos recomendaciones más del prologuista:  la colección de relatos “Los viajes de Tuf” y el relato breve “Una canción para Lya”.