Cuaderno #1: males, otras realidades, aquello que no vemos y un detective mutante

marzo 23, 2020 Autor: Categorías: Cuadernos, Uncategorized

Policías en balcones, la élite mostrando su infortunio desde casas y jardines de cientos de metros cuadrados, decisiones tomadas en base a la eficiencia económica. Pero también un sistema que muestra la carcoma que roe sus entrañas, la naturaleza recuperándose cuando los humanos nos apartamos, lazos sociales que se mantienen bien atados gracias a las nuevas tecnologías. Distopía y utopía (ambigua). Tras más de una semana en casa viendo cómo se desarrolla este confinamiento global, sigo leyendo obras de autoras que me ayudan a pensar la situación que estamos viviendo.

«No se dan cuenta de que nunca nada será como antes, que existen variables que han entrado a formar parte de la ecuación». Lo escribe Cristina Jurado en Bionautas. Todo cambia cuando llegan los Males, «el humano huye del humano», pero hay esperanza. Tenemos la oportunidad de repensar la sociedad que hemos creado y la que podemos crear. Necesitamos un propósito, algo por lo que luchar.

Aún quedan muchas cosas por aprender. Vivimos rodeados de seres vivos, formas artísticas, leyes universales y conocimientos importantes que esperan ser descifrados. Ursula K. Le Guin lo sugiere en su relato El autor de las semillas de acacia y otros extractos del diario de la sociedad de zoolingüistas, un curioso ejercicio narrativo que invita a ver aquello que aún no vemos.

De momento veo pasar los días, las cifras, las opiniones, los expertos, las medidas. Y quiero salir, abrir una puerta que me lleve a una playa en la que sentarme a ver la amplitud del mar, como narra Irene Robles en su estimable relato Realidad 10.4.2.

Pero hay otras realidades en las que puedo entrar. Una, por ejemplo, en la que un detective mutante me ayude a encontrar a mi amigo el limonero parlanchín, interrogando a inteligencias artificiales o fantasmas. Laura Fernández es una autora que, escribiendo relatos como ¿Acaso soy una especie de monstruo, señor Pallcker?, me permite vivir en ellas aunque sea por poco tiempo.

Las ficciones, esas otras realidades, me ayudan a entender(me). En Star Trek: Picard estamos asistiendo a la agonía y muerte del ahora almirante y, con él, de los valores de la Federación y la Flota Estelar. Como bien dice Jean-Luc Picard: debemos elegir nuestro destino como individuos y como Humanidad. Si no lo hacemos nosotros, estaremos condenados a ser esclavos de profecías que tal vez no entendemos.

Sigo confinado. Leyendo, pensando.

Comparte

0 Comments
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Francisco José Alfonso Moreno. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies