Lectura de verano.

Una noche de verano de finales de los 90 fui con mis padres a Guardamar del Segura, una de las poblaciones costeras de la provincia de Alicante. El paseo frente al parque municipal, cada año, se llenaba de casetas y tenderetes donde vendían ropa veraniega, souvenirs y complementos hechos a mano. En esa época, un pequeño puesto de venta de libros de segunda mano ocupa la parte alta. Me gustaba terminar los paseos con mis padres allí, pues me paraba a mirar las portadas esperando a que me preguntasen: ¿Te gusta alguno?

Esa vez llamó mi atención una novela cuyo autor aún no conocía. El nombre del escritor ocupaba casi la mitad de la portada, impreso en una tipografía con remates punzantes sobre un fondo rojo intenso. El título ocupaba el resto del espacio, herido por una hacha con el filo manchado de sangre. Me la compraron.

Las tardes y noches de aquel caluroso verano en la casa de campo de mis abuelos las dediqué a leer aquel aterrador libro protagonizado por un malherido escritor que recibe los deferentes cuidados de la enfermera y entregada lectora Annie Wilkes.

Misery, de Stephen King, era completamente diferente a todas las lecturas obligatorias del colegio. Cambió mi vida y empezó así mi pasión por el terror.

Uno de mis propósitos para este año es (re)leer algunas de las primeras obras del autor de Maine, pero lo voy a cambiar ligeramente. Voy a leer y reseñar todas sus obras por orden de publicación, tanto las escritas con su nombre como las publicadas con su seudónimo Richard Bachman. La primera novela, por tanto, será Carrie, el famoso debut literario de Stephen King.

Os invito a acompañarme en este viaje a las partes más oscuras del maestro.


Esta es la portada de la edición de Misery que me leí cuando tenía 15 años.


Imagen de cabecera: Ilustración del artista Renato Casaro.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Francisco José Alfonso Moreno. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies