[Reseña] Bóvedas de acero, de Isaac Asimov

abril 10, 2020 Autor: Categorías: Ciencia ficción, Reseñas

Trama:

★★★☆☆

Personajes:

★★★★☆

Estilo:

★★★★☆

Alianza Editorial publicó en 1972 Estoy en Puertomarte sin Hila, un libro de bolsillo con once relatos policíacos de ciencia ficción escritos por Isaac Asimov. En la introducción de esta recopilación, el autor definió la ciencia ficción como un «género que pretende ser una respuesta literaria a los cambios científicos» con capacidad para abarcar la escala completa de la experiencia humana. Escribió, además, lo curioso que le resultaban las opiniones de sus contemporáneos sobre lo difícil que parecía combinar el género policíaco con la ciencia ficción. Por su misma naturaleza, la sci-fi no jugaría limpio con el lector, le decían. La respuesta de Asimov fue clara: es el escritor quien siempre debe ser leal al lector. Respetar esta regla implica «explicar cuidadosamente todas las facetas del ambiente futuro con la suficiente antelación». Los hechos conocidos por el lector son la única herramienta que tiene el detective de novela, y estos hechos han ser expuestos de antemano.

Isaac Asimov se rigió por la regla fundamental que expuso para escribir su novela Bóvedas de Acero. Por ello, gran parte de las casi trescientas páginas que tiene este libro están dedicadas a describir un mundo futuro superpoblado en el que los humanos viven encerrados y protegidos bajo las grandes bóvedas que cubren las Ciudades. A las afueras de Nueva York existe un Enclave Espacial que sirve de contacto entre los terrestres y representantes de los Mundos Exteriores, descendientes de los primeros colonizadores que surgieron de la Tierra para poblar cincuenta nuevos mundos. Los llamados espaciales viven en perfecta comunión con los robots, creaciones aborrecidas por los habitantes de las Ciudades.

La idiosincrasia de terrestres y espaciales queda perfectamente expuesta de antemano por Asimov. Los humanos de la Tierra padecen agorafobia tras decenas de generaciones criadas bajo los mantos de acero que cubren las metrópolis, úteros que les mantienen aislados de las adversidades meteorológicas. Por su parte, los habitantes de los Mundos Exteriores se consideran superiores genética y socialmente, sus mundos están sostenidos por el trabajo de los robots y son más prósperos gracias al control de sus recursos naturales.

En este escenario asistimos al choque ideológico de ambas sociedades cuando el detective Elijah Baley es requerido por los representantes de los espaciales para resolver el asesinato de un científico en el Enclave Espacial. Esta delicada investigación criminal debe llevarla a cabo con la ayuda de R. Daneel Olivaw, el robot humanoide que usará Asimov para conectar sus sagas de robots y Fundación.

Es sencillo acompañar a Elijah Baley en sus deducciones durante toda la novela. Isaac Asimov se mantiene leal al lector y expone las claves de la trama con exquisita precisión, haciendo uso de su virtuoso estilo simple y directo, con una visión humanista del futuro y su inquebrantable propensión a usar la inteligencia sobre la fuerza. Disfruté mucho leyendo esta obra, aunque he de reconocer que mi predilección por Asimov me impide muchas veces ver sus defectos.

Tres años después de Bóvedas de acero, en 1957, Isaac Asimov publicó El sol desnudo, una nueva novela protagonizada por Elijah Baley y R. Daneel Olivaw que no tuvo continuación hasta la década de los 80 con el lanzamiento de Los robots del amanecer y Robots e Imperio.

Uno de mis propósitos para este año es homenajear a Isaac Asimov en el centenario de su nacimiento leyendo muchas de sus obras que aún tengo pendientes, como las citadas en el párrafo anterior, Las corrientes del espacioLos propios dioses o El fin de la eternidad.


Bóvedas de acero. (Serie de los robots 1)

Autoría: Isaac Asimov

Año: 1954

Sello: Debolsillo

Traducción: Luis García Prado


Reseñas en otros blogs:

Jorge Vilches y Juan Raffo en Sitio de Ciencia Ficción.

Angelito Magno en su blog.

Anthonella en Noctámbula de los libros.


Imagen de cabecera: Detalle de la portada de la edición de Bibliópolis Fantástica.

Comparte

0 Comments
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos: El responsable del proceso es Francisco José Alfonso Moreno. Tus datos serán tratados para gestionar y moderar tus comentarios. La legitimación del tratamiento es por consentimiento del interesado. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies