De “El Marciano” de Andy Weir a “Los reyes de la arena” de George R. R. Martin.

No sé cuánta gente leerá los prólogos de los libros. Yo los leo. Muchos se usan como un herramienta más de marketing, aprovechando el renombre de quién lo escribe. Pero en estos casos, el contenido no suele aportar nada interesante; solo se centran en alabar al autor de la obra hasta niveles muy subjetivos.

Éste no es el caso del prólogo de “El marciano” de Andy Weir escrito por Miquel Barceló. El prologuista consigue aumentar las ganas por empezar a leer la aventura espacial de Mark Watney y, a su vez, te descubre nuevos autores y lecturas haciendo un reflexión interesante.

Y gracias a Miquel Barceló descubrí las obras de ciencia-ficción de George R. R. Martin. La primera que he conseguido leer es el relato “Los reyes de la arena” (Sandkings) y ¡joder, cómo escribe!

Supongo que un buen post debe servir para lo mismo que un buen prólogo: descubrirle a quien lee algo que aún no conocía y provocar que se pregunte por qué aún no lo ha leído. Así que espero que conforme cierres la pestaña de mi blog abras otra, entres en Google y teclees “George R. R. Martin Los reyes de la arena”.

Y apuntad dos recomendaciones más del prologuista:  la colección de relatos “Los viajes de Tuf” y el relato breve “Una canción para Lya”.