themortuarycollection

SITGES 2020. Mi selección de películas.

El festival de cine fantástico SITGES 2020 presentó, como cada año, una selección de películas que atestiguan el buen estado del cine de género en una edición en la que se otorgaron premios especiales a directores que adoro, como son David Lynch y Paco Plaza.

Hay que matizar «como cada año». Es verdad que se ha podido celebrar pese a las restricciones sanitarias que estamos viviendo desde marzo, pero se han introducido muchas novedades que hacen que esta no haya sido una edición como las anteriores. Para la quincuagésima tercera edición de SITGES se creó la web del festival online. Una amplia selección de películas y cortos de distintas secciones (SOFC, Noves visions, Brigadoon, Midnight X-treme) estaban disponibles para alquilar. Así que aproveché para ver algunos títulos que de otro modo solo podría ver cuando la estrenen en alguna plataforma como Filmin dentro de no sé cuánto tiempo.

Me quedaron muchas obras por ver, algunas por no estar en la selección online y otras porque ya había superado mi presupuesto para alquilar. Entre las que tengo ganas de ver están las obvias: Possessor, la ganadora del premio a mejor película y mejor director para Brandon Cronenberg; 30 monedas, la serie de Álex de la Iglesia que se estrenará el 29 de noviembre en HBO y cuyo primer capítulo fue recibido por una de las mayores ovaciones de esta edición; Península, la secuela de Train to Busan; Un efecto óptico, el nuevo e inclasificable largometraje de Juan Cavestany; y Malnazidos (Alberto de Toro & Javier Ruiz Caldera), Amulet (Romola Garai), The Show (Mitch Jenkins con guion de Alan Moore), Becky (Cary Murnion & Jonathan Milott), Baby (Juanma Bajo Ulloa), Mandibules (Quentin Dupieux), She dies tomorrow (Amy Seimetz), Sputnik (Egor Abramenko), Este cuerpo me sienta de muerte (Christopher Landon).

Pude ver cuatro películas online y me apunté algunas más de las que no tenía mucha información previa, pero cuyas críticas entusiastas han despertado mi curiosidad.

Las películas que vi en SITGES 2020.

1 — Relic. La ópera prima de la directora Natalie Erika James generó críticas a favor y en contra, pero todas destacaban su final tan extraño como poético. A mí me gustó el enfoque con el que se acerca a temas que me obsesionan: la vejez, la pérdida de memoria, la herencia que legamos a nuestras hijas.

2 — The dark and the wicked. Bryan Bertino, director de la estupenda Los extraños (2008), vuelve con un American Gothic sobrenatural lleno de sustos gratuitos (que no es algo negativo) y escenas escalofriantes, pero que se me hizo un poco repetitiva al final.

3 — Come true. Que el último minuto de la película dirigida por Anthony Scott Burns no desvirtúe este disfrutable viaje por un mundo lleno de pesadillas a ritmo de una banda sonora cautivadora.

4 — The mortuary collection. Una divertida antología de relatos de terror que desprende mucho amor por el género y con varias imágenes que me alegraron la noche (el parto y el golpe con el televisor, por ejemplo). Ideal para la noche de Halloween como ya lo son Creepshow I (George A. Romero) y II (Michael Gornick), Trick ‘r Treat (Michael Dougherty) o Bolsa de cadáveres (John Carpenter y Tobe hooper).

Películas de SITGES 2020 que tengo pendientes.

1 — Historia de lo oculto. Cristian Ponce escribe y dirige una de las sorpresas de este año en el festival. Se ha dicho de ella que «examina la memoria nostálgica y política a través de la conspiración y fantasía satánica» y «le veía cierto hermanamiento con el universo de Mariana Enríquez«. Por cierto, el 6 de noviembre estará disponible en Filmin gracias al festival de cine Terror Molins.

2 — Post Mortem, película dirigida por Péter Bergendy que generó tantas opiniones a favor como en contra. «Un delirio de horror eslavo de tono fúnebre con levitaciones, posesiones y fantasmagorías«.

3 — Saint Maud. La ópera prima de la cineasta Rose Glass llegó al festival precedida de comentarios positivos. Al final, parece que este «relato sobre la fe, el vacío existencial y los descensos a la locura humana» cumplió con las expectativas.

4 — Vicious Fun es «una comedia-slasher hecha para fans del género«. La película de Cody Calahan, encargada de inaugurar la sección ‘Panorama Fantàstic’, no gustó a todos el mundo, pero a priori tiene muchos elementos que pueden hacer que me guste.

5 — Psycho Goremanun, película de serie B dirigida por Steven Kostanski que presenta un «catálogo gore de creaciones y FX prácticos«. Tras leer las primeras críticas, era una de mis opciones para ver online. Pero a mitad de festival se retiró de la selección. Así que deberé esperar hasta que alguna plataforma la incluya en su catálogo.

La maldición de Bly Manor

Historias de fantasmas.

El resplandor de Stanley Kubrick es una película «que muchos parecen recordar —por razones que nunca he llegado a comprender del todo— como una de las más terroríficas que hayan visto jamás». Esto no lo digo yo, eh. Esto lo escribió Stephen King en una nota en la que, a renglón seguido, advertía a su Lector Constante: «deberías tener en cuenta que Doctor Sueño es la continuación de la novela que narra, en mi opinión, la Verdadera Historia de la familia Torrance».

Esta opinión del autor de Maine hace que sea más loable el trabajo de Mike Flanagan en Doctor Sueño, la adaptación con la que en 2019 logró reconciliar las obras de King y Kubrick. El director, guionista y productor estadounidense ya había demostrado su afinidad con la obra de Stephen King dos años antes, cuando estrenó en Netflix El juego de Gerald. Pero adaptar Doctor Sueño eran palabras mayores. No se podía seguir la vida de Danny Torrance obviando las imágenes que Kubrick legó al imaginario colectivo y la cultura pop, pese a que el Doctor Sueño de King apenas guarda relación con la historia que escribió en El resplandor.

Es evidente que Mike Flanagan es uno de los directores de terror mejor valorados de los últimos años. La crítica cinematográfica ha elogiado su capacidad para planificar escenas y narrar con elegancia en películas como Oculus, Ouija: el origen del mal o Hush. Y en sus últimas producciones también demuestra su buen hacer filmando obras maestras de la literatura de terror. A las ya mencionadas de Stephen King hay que añadir la excelente La maldición de Hill House, adaptación libre de la novela de Shirley Jackson, y La maldición de Bly Manor, la nueva serie de Netflix en la que se vale de varias obras de Henry James, escritor de la influyente Otra vuelta de tuerca (1898), para ofrecer otra historia de fantasmas con la que está consiguiendo de nuevo la aceptación unánime de la crítica especializada.

Películas con las que acompañaré los capítulos de ‘La maldición de Bly Manor’.

1 — Otra vuelta de tuerca, filme dirigido por Eloy de la Iglesia en 1985 que sitúa la historia de Henry James en Euskadi y cambia de sexo al personaje protagonista. Disponible en Flixolé.

2 — Suspense (The Innocents, 1961). Tras pedirle a Truman Capote una reescritura del guion original de William Archibald, Jack Clayton dirigió esta película con una sofisticada puesta en escena. Obra maestra indiscutible del gótico cinematográfico. Disponible en Filmin.

3 — El muñeco (1966). Chico Ibáñez Serrador filmó una historia de fantasmas, institutrices y caserón basada en obras de Henry James y Robert Bloch para el noveno capítulo de Historias para no dormir. Disponible en Prime Video.

4 — 13 fantasmas. Me alejo de las adaptaciones de Henry James para ver un divertimento dirigido por William Castle. Película de fantasmas ideal para Halloween. Disponible en Filmin.

Y de extra: un pódcast fantasmal.

1 — Fantasmas en la pantalla. Mis críticos de cabecera dedicaron un episodio de Marea nocturna a las películas más importantes que han representado la figura incorpórea del fantasma en las distintas épocas. Disponible en ivoox.

¡Seguid disfrutando del mes del terror!

#LeoAutorasOct 2020

Llega octubre, el mes del terror y, desde hace unos años, el de las autoras gracias a la iniciativa #LeoAutorasOct. Para esta edición he seleccionado obras de terror y misterio que iré compartiendo en mis redes para dar visibilidad a las escritoras de género y reivindicar la calidad de sus obras.

1 — Nuestra parte de noche sigue obteniendo premios. La calidad literaria de la última novela de Mariana Enríquez vuelve a ser reconocida, ahora con el Premio de la Crítica 2019 en su modalidad de Narrativa. Este premio se suma a los ya conseguidos por la autora bonaerense: Premio Herralde de Novela 2019, Premio Kelvin 505 a la mejor novela original en castellano (Festival Celsius 232 de Avilés) y el Premio Celsius a la mejor novela de fantasía, terror o ciencia ficción en español (Semana Negra de Gijón). Y, además, está nominada a más premios literarios que se fallarán antes de finalizar el año. Pero no solo los premios acreditan la valía de esta obra. Mi redes están llenas de comentarios que destacan la fuerza de una historia que se mueve entre «lo íntimo y lo político», donde «el terror sobrenatural se entrecruza con terrores muy reales».

2 — Antología de cuentos de misterio y terror contiene 5 relatos de Emilia Pardo Bazán que incluyo a mi selección para #LeoAutorasOct: La cana, Eximente, El indulto, La resucitada e Hijo del alma. La Editorial Labor publicó en 1967 la segunda edición de esta recopilación de relatos de autores españoles y extranjeros seleccionadas por Juan J. López Ibor. La primera parte de la antología, la dedicada a los españoles, incluye 18 hombres y ¡1 mujer! Los relatos de género de Emilia Pardo Bazán fueron rescatados hace un par de años por Teresa López-Pellisa y Lola Robles en su antología Poshumanas y distópicas.

3 — Hace unos años leí Rey de Picas: una novela de suspense, la historia de un escritor de éxito que inicia un camino de locura y autodestrucción. Tengo muy buen recuerdo de esta novela, la verdad, pero no he vuelto a leer nada de Joyce Carol Oates. Este mes leeré alguno de los relatos que la escritora recogió en Desmembrado y El señor de las muñecas y otros cuentos de terror.

4 — Tengo varias antologías con relatos de terror o fantasía oscura en mi pila de lecturas pendientes: Terroríficas (Palabaristas), No son molinos (Editorial Cerbero) y Dark Fantasies (Sportula). Así que para esta edición de #LeoAutorasOct añado relatos de escritoras cuya trayectoria literaria estoy siguiendo desde hace un par de años. Entre ellas están Elia Barceló, Alicia Pérez Gil, Yolanda Camacho, Cristina Jurado, Nieves Mories, Teresa P. Mira de Echeverría o Layla Martínez. Estas antologías incluyen más autoras de las que aún no he leído ninguna obra y que aprovecharé para descubrir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies